LA AAPSS CELEBRA ESTE DECISIÓN Y ESPERA QUE SEA UN PRECEDENTE EN EUROPA E INFLUYA EN LA ACTITUD AMBIGUA DE ESPAÑA

La moción sueca habla de un legado “espinoso”
de España a su antigua colonia
Sevilla, 6 de Diciembre de 2012.-
Ayer, 5 de Diciembre, Suecia dio un paso fundamental para convertirse en el primer país europeo en reconocer el Estado Saharaui. El Parlamento sueco aprobó en sesión plenaria por consenso una moción del Comité de Asuntos Exteriores en la que se insta al Gobierno a reconocer urgentemente a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). Además el Parlamento exhorta a su gobierno a trabajar activamente en el seno de la Unión Europea por dicho reconocimiento de un Estado Saharaui independiente.
La moción sueca recuerda que a principios de los años 60 el Sahara Occidental, bajo gobierno español, figuraba en la lista de la ONU de los territorios no autónomos pendientes de descolonizar y describe como legado “espinoso” el papel de España con respecto a su antigua colonia.
Con este decisión, declaró Fernando Peraita, presidente de la Asociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS), una de las organizaciones impulsoras del movimiento español de apoyo a la causa saharaui, “Suecia abandera el movimiento europeo por la dignidad del Pueblo Saharaui, en respuesta a su ya larga trayectoria en defensa de los derechos humanos. Esperamos que el gobierno español tome nota, abandone su actitud ambigua y cumpla con su responsabilidad histórica reconociendo a la RASD”.
La moción sueca también considera una constante reivindicación del Gobierno saharaui, de los colectivos de defensa de los Derechos Humanos que trabajan en el Sahara ocupado y del movimiento de solidaridad español e internacional de apoyo al Pueblo saharaui: la petición de un mecanismo de protección del derechos humanos en las zonas ocupada. Un mecanismo de control que paliaría las continuas violaciones de derechos de la población saharaui en las zonas ocupadas por parte del régimen marroquí que se han visibilizado recientemente con las visitas al territorio saharaui del relator de Naciones Unidas contra la Tortura, Juan Méndez, y el enviado especial de Ban Ki Moon, el norteamericnao Cristopher Ross. Suecia, dice el texto, “será una parte activa apoyando la ampliación del mandato de la MINURSO para que pueda supervisar los derechos humanos en el Sahara Occidental”.
A finales de 2011, el país nórdico ya votó en contra de la prórroga del protocolo del acuerdo de pesca de la UE con Marruecos que venció en 27 de febrero de 2012. A día de hoy el Parlamento sueco se declara en contra de un nuevo acuerdo en los mismos términos -según se lee en la moción ratificada ayer-, “porque el Sahara Occidental no es parte del territorio de Marruecos; el pueblo [saharaui] pide que los recursos pesqueros sean explotados en beneficio de la población del Sahara Occidental en conformidad con sus propios intereses y deseos. El proyecto de directrices de negociación con vistas a un nuevo protocolo no garantiza que el protocolo vaya a ser coherente con el derecho internacional. Por consiguiente, Suecia no podía apoyar el mandato y votó en contra”.