“Las Fuerzas de Marruecos asaltaron el Campamento Protesta en el Sáhara Occidental, Miles se manifiestan en Madrid contra la represión”

Democracy Now! 15 de noviembre 2010

AMY GOODMAN: Miles de personas se manifestaron en Madrid el sábado contra la reciente represión de Marruecos en el Sáhara Occidental. Las fuerzas de seguridad marroquíes asaltaron la semana pasada un campamento, donde unos 20.000 saharauis habían estado llevando a cabo una protesta masiva contra la ocupación marroquí. Las fuerzas marroquíes utilizaron cañones de agua caliente, gases lacrimógenos, porras, balas de goma, para romper el campamento de protesta. Decenas de manifestantes resultaron heridos. La redada terminó la que había sido descrita como la mayor protesta en el Sáhara Occidental desde que España se retiró del territorio hace 35 años. Marruecos ha anunciado que va a juzgar en un tribunal militar a más de 100 activistas saharauis que participaron en la organización del campamento.

El sábado, miles de personas salieron a las calles de Madrid, España, para protestar por la represión. Entre los manifestantes estuvieron legisladores europeos, de los derechos civiles y líderes sindicales, así como el ganador de un Oscar, el actor español Javier Bardem.

JAVIER BARDEM: Estoy hoy aquí sólo para mostrar mi apoyo al pueblo saharaui, y para condenar la violencia por parte del gobierno marroquí a la dictadura. Tenemos que luchar por la independencia del pueblo saharaui, porque la tierra es de ellos, y ahora está totalmente ocupado por Marruecos con el apoyo de las Naciones Unidas, Estados Unidos, Francia, España, y un montón de otros países más.

Manifestante Saharaui: Estoy aquí para protestar contra las injusticias que tienen lugar en mi país. Es muy triste ver que quienes nos gobiernan apoyan a tiranos y terroristas.

Willy Meyer Pleite: Soy Willy Meyer. Soy parlamentario europeo por el partido Izquierda Unida de España, y represento al Partido Comunista a nivel internacional. Estoy aquí para mostrar mi solidaridad con el pueblo saharaui.

Guillermo Toledo: Mi nombre es Willy Toledo, y soy un actor, actor español. Y estoy aquí en la manifestación para protestar contra la situación allí y lo que los gobiernos de todo el mundo están haciendo, que no es nada.

Embarka Bachir: Soy Embarka Bachir. Soy del Sáhara Occidental. Y estoy aquí para protestar contra la injusticia y para apoyar la independencia del pueblo del Sáhara Occidental. Estamos aquí para pedir al gobierno español y a los Estados Unidos que nos ayude a acabar con las injusticias con que Marruecos compromete a nuestro pueblo. Están cometiendo injusticias terribles. Están maltratando al pueblo saharaui.

AMY GOODMAN: Algunas de las miles de personas en la protesta del sábado en Madrid, España. Un agradecimiento especial a Democracy Now! y a María Carrión, productores de este video.
Bien, vamos ahora con Peter Bouckaert, director de Human Rights Watch para situaciones de emergencia, para hablar de la situación en el Sahara Occidental, a quien tenemos al teléfono desde El Aaiún.

Bienvenido a Democracy Now! ¿Cuáles son los últimos datos? Pero primero hay que reconocer que la mayoría de las personas en los Estados Unidos y en muchos lugares del mundo ni siquiera saben que existe este conflicto, por lo que pónganos en contexto.

Peter Bouckaert: Sí. En los últimos meses, ha habido un campamento de protesta frente a la ciudad de El-Aaiún, donde miles de personas del Sahara Occidental, que fue anexionado por Marruecos en la década de 1970, protestaban por las condiciones de vida a que se enfrentan, al alto desempleo y las condiciones sociales. Y el pasado lunes, las autoridades marroquíes, las fuerzas de seguridad, entraron en el campamento y cerraron el campamento de forma eficaz, los enfrentamientos, muy violentos estallaron en el campamento y también en la vecina ciudad de El-Aaiún, capital administrativa de la Occidental Sahara.

AMY GOODMAN: Hay muy pocos periodistas allí. ¿Cómo es usted capaz de operar en el interior como director de derechos humanos?

Peter Bouckaert: Bueno, fui rechazado dos veces en el mismo aeropuerto al tratar de hacer nuestro camino a El-Aaiún. Y creo que es muy triste que las autoridades marroquíes sigan negando a muchos periodistas llegar a esta [inaudible], porque está dando lugar a una falta total de información sobre lo que realmente está ocurriendo sobre el terreno y tiene un [inaudible] la ira de la comunidad internacional comunidad en lugar de obtener la verdad acerca de lo que realmente está ocurriendo sobre el terreno.

AMY GOODMAN: Peter Bouckaert, ¿qué se pide en el Sáhara Occidental?

Peter Bouckaert: Bueno, obviamente hay una gran variedad de voces. Muchas personas en el Sáhara Occidental consideran que su país está ocupado por los marroquíes. Ellos quieren, muchas personas quieren la independencia. Algunas personas quieren una mayor autonomía. Pero este proceso era mucho más acerca de las condiciones sociales a las que las personas se enfrentaban en el territorio, los altos niveles de desempleo existente y el clima general de represión que muchas personas sienten. Por supuesto que la represión contra el campamento de protesta, ha producido una oleada de detenciones y abusos graves durante la detención.

AMY GOODMAN: Peter Bouckaert, ¿cuáles son los abusos?

Peter Bouckaert: Bueno, hemos estado entrevistando a personas que han sido puestas en libertad, hombres y mujeres, que han sido severamente golpeados durante la detención. Algunos de los hombres han sido amenazados de violación. Y ellos nos han mostrado los golpes que han recibido, golpes brutales. Se les está pidiendo que confiesen haber participado en la violencia y la muerte de algunas de las fuerzas de seguridad, así como de la participación de las fuerzas de seguridad argelinas y de otros elementos externos. Obviamente, estas son formas de tortura, que darán lugar a confesiones muy poco fiables. Así que estamos pidiendo a las autoridades marroquíes para poner fin a estos abusos durante la custodia y el tratamiento de los detenidos con respeto y asegurar que tengan un juicio justo.

AMY GOODMAN: Cuando la gente se enteró de las protestas masivas en lugares como Madrid, miles de personas marcharon este fin de semana, ¿qué efecto ha tenido?

Peter Bouckaert: Bueno, he visto estos informes de prensa en la casa de una familia del Sahara Occidental. Obviamente, ellos están muy alentados porque exista este apoyo internacional. Pero creo que es importante que el apoyo internacional se base en una visión precisa de la información. No es todavía muy claro qué tan alto es el número de muertos entre los civiles, y ciertamente hay algunas afirmaciones que exageran el número de civiles que han sido asesinados. Pero nuestra principal preocupación ahora es sobre los abusos sobre las personas que se enfrentan a la detención, y el acceso al Sáhara Occidental. Los periodistas y los investigadores internacionales deben tener acceso a El-Aaiún, para que puedan venir y establecer la verdad e informar sobre el terreno, y esta presión puede contribuir a poner fin a esta represión que está teniendo lugar y esas detenciones y abusos en las detenciones.

AMY GOODMAN: Este es también el primer aniversario de la huelga de hambre de la activista saharaui de derechos humanos, Aminetu Haidar en un aeropuerto de Islas Canarias, donde permaneció durante 32 días languideciendo cuando Marruecos se negó a dejarla entrar en El Aaiún. Ella está de vuelta recibiendo tratamiento médico. En los próximos días va a tratar de volar de vuelta a donde usted se encuentra en El Aaiún, la ciudad tomada por la policía y el ejército, donde a ningún periodista internacional, y a muy pocos observadores, se les permite el acceso. Ella teme que se le niegue la entrada o sea detenida cuando regrese. Peter Bouckaert, ¿qué esperas?

Peter Bouckaert: Bueno, cuando yo estuve en el aeropuerto, me hicieron volver dos veces. Las autoridades marroquíes alegaron que había un problema técnico con mi boleto, pero quedó muy claro que los agentes de inteligencia en el aeropuerto, habían ordenado a la compañía aérea que no me permitieran subir a bordo. Vi a muchos periodistas españoles y marroquíes que tener que volverse también. Así que sin duda es una negación de acceso, y me temo que también será devuelta o al menos tendrá algunas dificultades antes de que se le permita regresar a El Aaiún.

AMY GOODMAN: ¿Y los juicios, que hay que esperar de estos juicios, Marruecos anunció que llevará a un tribunal militar a más de cien activistas saharauis?

Peter Bouckaert: Bueno, la información que tenemos es que más de un centenar de activistas han sido acusados en tribunales civiles, y al menos seis activistas, los líderes principales, se han transferido a un tribunal militar en Rabat. Debido al uso de la tortura y otros abusos durante la detención, estamos muy preocupados acerca de la imparcialidad de estos juicios. Nos hemos reunido con los abogados de los activistas detenidos, y no han podido reunirse con sus clientes, y las familias tampoco han sido capaces de reunirse con sus familiares detenidos. Así que estamos intentando tener reuniones con las autoridades para tratar de impulsar un mayor acceso a estas personas detenidas y también para que tengan un juicio justo y finalicen los abusos a que se enfrentan, que son muy graves.

AMY GOODMAN: Peter Bouckaert, quiero darle las gracias por estar con nosotros, director de Human Rights Watch para situaciones de emergencia, que nos habla de El Aaiún en el Sáhara Occidental.

Traducción: Fernando Gómez