A unas horas de la inauguración del Festival Sahara Libre programada para esta tarde a las 18h. en la Facultad de Bellas Artes, El País difunde otra actividad cultural que tiene como protagonistas Marruecos y Raimundo Amador. 

Lo emblemático no es celebrar «el mestizaje y la fusión de culturas» sino que este mestizaje y esta fusión lleguen  hasta la manipulación cultural, política, y mediática. De tal manera que en la foto del artículo de prensa podemos ver unos hombres disfrazados de saharauis con darrás (el traje típico saharauis). 

Lamentablemente estamos acostumbrados a los intentos de Marruecos de boicotear cualquier actividad de apoyo al pueblo saharaui. Nos extraña que sea Raimundo Amador el artista que esta vez apoye a este país ocupante, colonizador y violador de los derechos humanos, después de haberse solidarizado con Aminetu Haidar, cuando la activista saharaui (ex desaparecida y presa política en las cárceles marroquíes del Sahara Occidental ocupado) estuvo en huelga de hambre durante 32 días a finales de noviembre del 2009. 

Ojalá el músico sevillano sea inconsciente de esta manipulación y enésimo intento de colonización cultural marroquí.