LUIS DE VEGA CORRESPONSAL EN RABAT – ABC.es
Actualizado Sábado, 03-10-09 a las 19:05

Mehdi Ben Barka, durante una rueda de prensa en Casablanca en enero de 1959 / AFP

La familia Ben Barka deberá seguir esperando. Y ya van 44 años. Mehdi Ben Barka, opositor al rey Hasán II de Marruecos, fue secuestrado y asesinado en París en octubre de 1965.
Todo apunta a que una célula orquestada desde el entorno del poder se encargó de ello, pero el caso sigue sin resolverse y es el más conocido de los denominados «años de plomo» del reino alauí.
Hace dos días Interpol, instada por el Ministerio de Justicia francés, anunciaba una orden internacional de arresto contra cuatro marroquíes en relación con este asunto. Entre ellos estaba el general Hosni Benslimane, jefe de la Gendarmería Real marroquí.
Pero apenas un día después la agencia policial da marcha atrás y pide más detalles al juez de instrucción del caso para hacer efectivas esas órdenes internacionales de arresto.
Bechir Ben Barka, hijo del político asesinado, no ha ocultado su cólera en declaraciones a la agencia France Presse y señala a la «razón de Estado», lo que puede interpretarse como una marcha atrás del Gobierno francés para que el asunto no siga haciendo sangre al amigo marroquí.

Fuente: ABC.es