Empiezan las Vacaciones en Paz 2013 en Sevilla
Más de 300 niños y niñas saharauis pasarán su verano en nuestra provincia
Los CC.SS. Miraflores un año más se convierten en escenario de la solidaridad andaluza con el pueblo saharaui
Hoy desde primera hora de la mañana, más de 300 familias de todas la provincia se han preparado para ir a los Centros Sociales Miraflores de Sevilla donde han recibido a los niños y niñas saharauis que participan en el programa VACACIONES EN PAZ 2013.  
Más de 300 menores, de 8 a12 años, han llegado a la capital andaluza desde los campamentos de refugiados de Tinduf, para pasar los próximos dos meses en nuestra provincia, lejos de su difícil realidad cotidiana, gracias al trabajo de un gran equipo de profesionales y voluntarios de la Asociación Provincialde Sevilla de Amistad con el Pueblo Saharaui, que se ha desplazado hasta el aeropuerto San Pablo para recogerlos y traerlos a los Centros Sociales Miraflores, cedidos por la Diputación de Sevilla, donde se ha celebrado una gran fiesta de bienvenida y, en muchos casos, de reencuentro.
El objetivo de VACACIONES EN PAZ es evitar que los niños y niñas saharauis soporten un verano de carencias sanitarias, nutricionales y vitales en un árido y pedregoso desierto a más de 50 grados de temperatura, además de sensibilizar a las familias sevillanas sobre la realidad saharaui, haciéndoles vivir una experiencia solidaria enriquecedora donde los más jóvenes, y también los mayores, convivirán con otra cultura y otra realidad social.
Gracias a un convenio con el Servicio Andaluz de Salud, también este año se  proporciona completa atención sanitaria a los menores saharauis, para que se puedan detectar enfermedades y patologías que no se podrían curar en los hospitales de los campamentos.
Durante los dos meses que dura el programa de vacaciones, todas las familias y colaboradores se reunirán en una serie de actos colectivos, como las visitas a Isla Mágica –entidad que colabora con el proyecto- y  la GRAN MANIFESTACIÓN POPULAR del 13 de julio que recorrerá el centro de Sevillahasta la Torredel Oro para visibilizar la inhumana situación que vive la población saharaui desde hace 37 años.