Edi Escobar ha viajado a las Palmas de Gran Canaria para sumarse a la huelga de hambre en cadena empezada después de 36 días de huelga de hambre de Takbar Haddi. 
La madre saharaui, según recomendaciones médicas ha tenido que dejar la huelga para evitar secuelas irreversibles en su salud, pero sigue inamovible, en el campamento de protesta montado frente al consulado de Marruecos en Las Palmas, y está determinada en volver a su huelga de hambre terminado el mes de Ramadán, 
De mientras, activistas, amigos y amigas de la causa saharaui están visitando a Takbar y generando una ola de sensibilización y reivindicación colectiva y continua, en una huelga de hambre en cadena hasta que Takbar se recupere, porque lo que ella exige es lo que exigen todas las madres, no solo saharauis, sino del mundo entero: justicia por sus hijos e hijas, protección y defensa de los derechos humanos y compromiso político para establecer y asegurar de la paz en su tierra. 
Cada día se suman voces y acciones, como las de Edi que ha tomado el relevo de Teresa Rodríguez, para incidir en los medios de comunicación y en las instituciones que siguen en una parálisis inexplicable y un silencio bochornoso.
Ánimos, compañeras, estamos todos y todas con vosotras, haciendo eco a vuestras palabras desde nuestros lugares y escenarios, queriendo y requiriendo Justicia Para Haidala,