Con motivo de la celebración hoy 4 de abril del Día Internacional para la sensibilización sobre el peligro de las minas, anunciado por la Asamblea General de Naciones Unidas en su resolución 60/97 del 8 de diciembre de 2005, la Plataforma Stop Minas implicada en la lucha contra las minas terrestres en el Sahara Occidental y el resto del mundo se une a las acciones de sensibilización y denuncia que realizan las organizaciones saharauis dedicadas a la misma tarea.

Es importante recordar que el Sahara Occidental está entre los países más contaminado del planeta por minas y restos de guerra (REG), siendo probablemente el más contaminado de los territorios habitados. El Muro que divide en dos el Sahara Occidental, el conocido como Muro de la Vergüenza, construido por Marruecos en los 80, es el campo minado más largo del mundo.

La cantidad total de víctimas provocadas por accidentes causados por minas y REG en el Sahara Occidental es desconocida y muchos accidentes pueden no haber sido registrados. Hay 1700 personas censadas en ASAVIM, la Asociación Saharaui de Víctimas de Minas, pero las estimaciones superan las 4000. Por ejemplo, entre 2014 y 2019 se produjeron un total de 173 accidentes, siendo las personas que se encuentran en mayor riesgo nómadas con sus rebaños, menores jugando y gente conduciendo autos o camellos.

El Frente Polisario se adhirió en 2005 al Llamamiento de Ginebra, certificando su compromiso de prohibir el uso de minas antipersonal. La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) finalizó el proceso de destrucción de su parque de minas antipersona el 9 de enero de 2019. Sin embargo, Marruecos sigue sin adherirse a los Tratados de Ottawa y Oslo.

Por todo ello, nos unimos al llamamiento del Pueblo Saharaui a las organizaciones internacionales que luchan contra las minas para que hagan todo lo posible para presionar a Marruecos a participar y cumplir con sus responsabilidades, unirse a los tratados de Ottawa y Oslo para prohibir minas y bombas de racimo, compartir mapas de minas y participar en programas humanitarios de limpieza y sensibilización de minas; así como dar acceso al desminado humanitario en las zonas ocupadas y permitirlo en la Buffer zone paralela al muro, que representa una grave amenaza para la seguridad de la población civil y sus propiedades, además de ser un obstáculo para los esfuerzos por la paz y la estabilidad a la región.

+info: stopminas@saharasevilla.org