Anoche llegaron las primeras familias andaluzas y españolas a los campamentos. Fueron calurosamente recibidos en el aeropuerto por un gran número de familias saharauis que agitaban banderas de la República Árabe Saharaui Democrática al ritmo del zagarit, el grito festivo de las mujeres saharauis, en señal de agradecimiento por su compromiso con su causa después de la alarma sembrada en torno a los campamentos por la alerta de Ministerio de Exteriores español.


Esta mañana nuevamente, el Oficial de Coordinación de Seguridad en los Campamentos de Naciones Unidas les ha transmito un mensaje de tranquilidad a las ONGs, diciendo que todo se mantiene igual y bajo las mismas medidas de seguridad de las últimas dos semanas.


Hace dos semanas ya se habían incrementado estas medidas ante la inminente visita de las familias y la próxima celebración del Congreso Nacional que elegirá el nuevo presidente de la RASD para los próximos cuatro años.


Los trabajadores y trabajadoras humanitarias siguen desarrollando su trabajo con normalidad, incluyendo el equipo técnico de la AAPSS. Su próxima salida de los campamentos será en fechas navideñas para que puedan disfrutar de unas merecidas vacaciones.